Cultura

Aprovechando la declaratoria de área de desarrollo naranja del Barrio Abajo que hizo el ministerio de Cultura, los habitantes de este tradicional sector de Barranquilla están trabajando en el proyecto para convertir la zona en un museo a cielo abierto de más de ochenta hectáreas de extensión.

Esta iniciativa, que nació en el seno de la Red de Museos del Atlántico y que es liderada por el Museo de Antropología de la Universidad del Atlántico, vincula a más de diez mil habitantes y cuenta con escenario que les permite a los agentes culturales construir sus discursos patrimoniales.

“El proyecto se presentó a la convocatoria de estímulos 2020 del ministerio de Cultura y resultó beneficiado”, explicó el director del Museo de Antropología de la Universidad del Atlántico, Álvaro Martes, quien anotó que también están vinculados el Archivo Histórico del Atlántico y el Centro de Memoria Urbana.

Además del populoso, histórico y pintoresco sector residencial, dentro de la jurisdicción del Barrio Abajo se encuentran polos de desarrollo cultural y referentes como el Museo del Caribe, el Museo de Arte Moderno de Barranquilla, el Museo del Carnaval, la Casa del Carnaval, la Plaza de la Aduana y la Estación Montoya.

La esencia del Barrio Abajo

De este museo hace parte toda la esencia del barrio: los inmuebles, las vías y los andenes donde se practican los juegos tradicionales como cartas, parqués, dominó, bolita de uñita, trompo, bola de trapo. También están integradas las cocinas tradicionales con sus sancochos de guandú, costilla y mondongo; las frituras, bollos de yuca, de angelito, de mazorca; arroz de lisa.

Un elemento especial lo integran las danzas, los disfraces, en especial marimondas, la música tradicional como la cumbia y las artes plásticas, representada en los murales que adornan las calles del barrio.

Para Martes, “el propósito es generar un trabajo en red con la comunidad, que le permita a la gente crear una dinámica con una propuesta enfocada a la construcción Barrio Abajo como un museo a cielo abierto”.

“Aquí vamos a contar con elementos infográficos que van a denotar acontecimientos e hitos históricos asociados a las calles. También nos permitirá generar una cartografía cultural donde se sectorizarán todo este tipo de elementos y al mismo tiempo se generarán unas APP donde las gentes podrá interactuar de manera digital con todo el contenido cultural que va a tener esta propuesta”, agregó.

Deuda con el barrio

Para la secretaria de Cultura del Distrito de Barranquilla María Teresa Fernández, el proyecto se convierte en “una oportunidad de que la academia y la institucionalidad nos pongamos al día con un barrio con el que desde hace tiempo estamos en deuda para hacerle este tipo de intervenciones”.

“La idea es que este proyecto se haga de la mano con todos los habitantes del barrio porque son ellos los protagonistas”, precisó la funcionaria al destacar que “la participación de la comunidad en la construcción y gestión de su barrio como museo a cielo abierto, brindará las herramientas necesarias para que los residentes se empoderen en la salvaguarda de sus activos patrimoniales”.

Elacoración de una APP

También se creará una aplicación para que el resto del país y personas que viven fuera de Colombia tengan la oportunidad de ver el museo a cielo a abierto desde la virtualidad.

"La gente puede descargarla desde cualquier parte", dijo Martes. Esta aplicación apenas está siendo socializada en medio de las mesas de trabajo virtuales y podría estar lista a finales de diciembre de 2020 o principios de enero de 2021.

El XXII Festival Internacional de Cuenteros 'El Caribe Cuenta' sigue con su versión 2020. Este viernes tendrá la presencia de tres invitados, dos de México y uno de Venezuela, a partir de las 8 de la noche por medio de sus redes sociales (Facebook, Instagram y Youtube).

Por motivo de la pandemia es que el evento se desarrolla de manera virutal y realiza sus transmisiones a través de las redes sociales de Luneta50. Sin embargo, para quienes participan del festival el hecho de que sea virtual "no le quita la esencia".

"Crear cuentos para una cámara pensando en el público es también complicado. En esencia, el cuentero, si sabe narrar la historia, independientemente de que el público esté al frente, sabrá trasladar la historia que esté narrando al público", dijo Carlos Peña.

Programación

Lunada internacional.

La invitada para encender la luna en esta velada internacional es la actriz, narradora oral escénica, titiritera y bailarina venezolana, Flora Ovalles. Flora abre el “telón virtual” de esta gala nocturna, presentando un cuento, picante, crítico y muy breve, que refleja los conflictos de pareja, cuando en el medio se vislumbran las diferencias en las afinidades políticas. Ovalles contará para esta edición online de la fiesta de las palabras, “Lolita y el encapuchado”.  Flora es docente especializada en promoción de lectura y artes escénicas; además, se ha desempeñado como facilitadora de talleres de narración oral, promoción de lectura, teatro de actores, teatro de títeres y desarrollo cultural comunitario a través del cuento, entre otros. 

El temor a la muerte en los tiempos del cólera

Continúa esta fiesta lunar de las palabras el periodista, historiador y narrador oral escénico oriundo de Costa Rica, Rodolfo González. El narrador tico contará: “Tiempos de enfermedad y picardía”, un divertido relato que hace un recuento histórico acaecido en 1856 en Costa Rica, a propósito de la peste del cólera y la guerra con los Estados Unidos; los hechos giran en torno a lo sucedido a Facundo Quijano, un tico que de verdad le tenía miedo a la muerte. González cuenta relatos de tradición y explora en la memoria histórica de su país, hechos sacados de documentos antiguos o de textos historiográficos. También inventa sus propios cuentos, aunque muchos tienen como fuente personajes reales que descansan en las tardes debajo de los árboles de mango en su pueblo. Para Rodolfo contar es una manera de apuntalar esperanzas, cosechar sonrisas y darle sentido a su paso por el mundo. 

Amor y erotismo luciferino 

La encargada de apagar la luna en esta gala nocturna es la actriz, bailarina y narradora oral escénica mexicana, Violeta Ramírez, con un relato que navega entre el amor y el erotismo, que cuenta las razones que tuvo Dios para expulsar al diablo del paraíso; “Lucifer”, es el título del relato que la artista azteca presenta en el escenario virtual de “El Caribe cuenta”. Ramírez cuenta con más  de 10 años de experiencia profesional, es tallerista y capacitadora en literatura, oralidad y fomento de la lectura. Ha representado a México en diversos festivales de oralidad en Argentina, Cuba, Colombia, Chile, Perú, y ha recorrido su amado territorio mexicano, apoyando el rescate de la tradición oral y la promoción a la literatura.

agosto-21-8-8.png

Lunada internacional.

La invitada para encender la luna en esta velada internacional es la actriz, narradora oral escénica, titiritera y bailarina venezolana, Flora Ovalles. Flora abre el “telón virtual” de esta gala nocturna, presentando un cuento, picante, crítico y muy breve, que refleja los conflictos de pareja, cuando en el medio se vislumbran las diferencias en las afinidades políticas.Ovalles contará para esta edición online de la fiesta de las palabras, “Lolita y el encapuchado”.  Flora es docente especializada en promoción de lectura y artes escénicas; además, se ha desempeñado como facilitadora de talleres de narración oral, promoción de lectura, teatro de actores, teatro de títeres y desarrollo cultural comunitario a través del cuento, entre otros. 

El temor a la muerte en los tiempos del cólera

Continúa esta fiesta lunar de las palabras elperiodista, historiador y narrador oral escénico oriundo de Costa Rica, Rodolfo González. El narrador tico contará: “Tiempos de enfermedad y picardía”, un divertido relato que hace un recuento histórico acaecido en 1856 en Costa Rica, a propósito de la peste del cólera y la guerra con los Estados Unidos; los hechos giran en torno a lo sucedido a Facundo Quijano, un tico que de verdad le tenía miedo a la muerte.Gonzálezcuenta relatos de tradición y explora en la memoria histórica de su país, hechos sacados de documentos antiguos o de textos historiográficos. También inventa sus propios cuentos, aunque muchos tienen como fuente personajes reales que descansan en las tardes debajo de los árboles de mango en su pueblo. Para Rodolfo contar es una manera de apuntalar esperanzas, cosechar sonrisas y darle sentido a su paso por el mundo. 

Amor y erotismo luciferino 

La encargada de apagar la luna en esta gala nocturna es la actriz, bailarina y narradora oral escénica mexicana, Violeta Ramírez, con un relato que navega entre el amor y el erotismo, que cuenta las razones que tuvo Dios para expulsar al diablo del paraíso; “Lucifer”, es el título del relato que la artista azteca presenta en el escenario virtual de “El Caribe cuenta”. Ramírez cuenta con más  de 10 años de experiencia profesional, es tallerista y capacitadora en literatura, oralidad y fomento de la lectura. Ha representado a México en diversos festivales de oralidad en Argentina, Cuba, Colombia, Chile, Perú, y ha recorrido su amado territorio mexicano, apoyando el rescate de la tradición oral y la promoción a la literatura. 

Maryann Campo es una joven promesa de la música pop en el país. Tiene 13 años de edad, es barranquillera y durante 7 temporadas se fue a vivir a Australia, lo cual la hizo ciudadana de ese país, pero retornó a Colombia a continuar con sus estudios.

Desde muy chiquita se ha dedicado a la música. No obstante, desde hace una semana lanzó su primera canción. El trabajo musical se llama 'Fuerte' y el video publicado el 24 de julio en Youtube fue producido gracias al apoyo de su madre.

"Era tímida y a medida que he crecido, he podido estar donde ahora me encuentro. Tuve preparación para esta canción y me encanta. Di unas clases para componer algo y después me dispuse a crear la canción", expresó Maryann.

Paralelo a la música, Maryann recibe sus clases virtuales desde La Guajira y está a la espera de que puedan retornar las clases presenciales para regresar a Barranquilla.

Del 30 de julio al 2 de agosto, la Gobernación del Atlántico sigue con la reactivación económica de sus festivales gastronómicos a través de ‘Sazón Atlántico’, que esta semana llega a una de las tierras agrícolas más prósperas del Departamento.

“Desde hace cinco años, el Festival del Bollo se ha convertido en un referente de Ponedera. Vamos a demostrar que aquí hay gente trabajadora, que cultiva la tierra con pasión y nos lleva a la mesa los bollos más deliciosos del Atlántico”, señaló la gobernadora Elsa Noguera.

A 40 minutos de Barranquilla, sobre la ribera oriental del Magdalena, campesinos ponederenses llevan sacos de yuca y maíz hasta la cocina biosegura, para que 200 matronas alisten diferentes tipos de bollos que llegarán a los hogares de Barranquilla y su Área Metropolitana, a través de plataformas virtuales.

Siguiendo la tradición culinaria de los municipios, en Ponedera se ha heredado este oficio de generación en generación. Es el caso de Yadira Luz Cerpa, quien aprendió a hacer bollos desde sus 13 años. “Con mi hermana veíamos a mi madre, la ayudábamos a vender y así fuimos aprendiendo. Así he sacado adelante a mis tres hijos, por eso agradezco a la Gobernación por mantener vivo este festival de manera virtual”, dijo emocionada Yadira.

Del campo atlanticense a tu corazón

Desde hoy, la Gobernación del Atlántico inicia la preventa del Festival del Bollo a través de combos de seis unidades: Combo Tradicional, con bollos de mazorca, de yuca y limpio (dos de cada tipo); Combo ‘Lo quiero todo’, con bollos de mazorca, yuca, angelito, limpio, queso y queso con bocadillo (uno de cada tipo); y Combo ‘Sazón’, con bollos de angelito, queso y queso con bocadillo (dos de cada tipo). Sus precios oscilan entre 13 y 15 mil pesos, con domicilios a partir del 30 de julio.

“Hemos habilitado nuevamente el canal de WhatsApp 3008438917, para que usuarios de Barranquilla y su Área Metropolitana hagan sus pedidos de una manera más rápida. Igualmente, del 30 de julio al 2 de agosto estará habilitado el botón de Sazón Atlántico en Rappi, con los diferentes tipos de bollos de Ponedera”, aseguró la secretaria de Cultura y Patrimonio, Marcela Dávila.

En esta tercera parada de la ruta gastronómica de ‘Sazón Atlántico’, la Administración Departamental planea vender un total de 20 mil bollos, que se envuelven en una carrera contrarreloj realizada por cocineras tradicionales bajo estrictos protocolos de bioseguridad, que incluyen medidas como el lavado de manos permanente y uso de tapabocas.

“Tal como lo hemos hecho desde el inicio de este programa, nuestras matronas son capacitadas por el equipo del SENA Atlántico para cumplir con las medidas sanitarias en la preparación de sus alimentos. Tengan la certeza que se van a comer los bollos más seguros y sabrosos de nuestra cocina”, manifestó el secretario de Desarrollo Económico, Miguel Vergara.

Mientras los usuarios realizan sus pedidos, en redes sociales se adelantará la agenda cultural que exaltará manifestaciones autóctonas de Ponedera, como artesanías de barro en vivo, tutoriales de bollo, muestras de Son de Pajarito y hasta cine en casa con talento ponederense. Dichas transmisiones se verán a partir de este miércoles por las plataformas digitales de la Secretaría de Cultura y Patrimonio del Atlántico.

El Festival del Bollo, cuyas ventas diarias estarán habilitadas desde las 8:00 de la mañana, es una iniciativa liderada por la Gobernación del Atlántico en alianza con Rappi, Sabor Barranquilla, Fundación Gases del Caribe, ProBarranquilla, La Vianda, Promigas, SENA Atlántico, Grupo Colba y la Alcaldía de Ponedera.

Página 2 de 56

 Gecelca      WhatsApp Image 2020 07 08 at 2.22.38 PM

Gases del Caribe

Contactenos

Línea de atención: Tel   373 56 56 - 373 50 50

Dirección: Cra 43 no 79B-127 Local 2k piso 2 Radio Ya 1430

Top
Разработано с JooMix.
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…