"Me quedé en un hilito para irme. Esto que me ha pasado es un milagro": colombiano recuperado de Covid-19 en Madrid

07 Abril 2020
Author :  

Antes del 22 de marzo, el colombiano Rafael Ramírez solía movilizarse en el metro y en otros sistemas de transporte masivo por toda Madrid con las medidas de protección necesarias para evitar contagiarse de Coronavirus. En ese tiempo, el virus ya circulaba libremente por toda la capital española.

Con el pasar de los días, Ramírez empezó a presentar perdida del paladar, fue lo primero que le dio. Luego sintió fiebre, dolor en el cuerpo, en la cabeza, escalofríos y tos frecuente, síntomas comunes de Covid-19.

Así, pasaron cinco días dentro de su casa junto con su esposa hasta que decidió ir al médico para conocer realmente que tenía. "No pensé que estaba contagiado, pero tenía todos los síntomas que escuchaba en la televisión y radio". 

El colombiano llegó al centro de salud, fue revisado por una doctora, quien miró su estado y le dijo que probablemente era positivo para Covid-19. "Me dijo que tenía que ir al hospital para que me realizaran la prueba".

Tras 20 minutos de espera, debido a que había muchas personas que también se realizaban la prueba de Coronavirus, Rafael Castilla fue atendido, le sacaron sangre y le metieron un hisopo en la nari como parte de la muestra que toman los especialistas. 

En ese centro asistencial se quedó el domingo 22 de marzo. A la mañana siguiente, un doctor, con lista en mano, llamó uno por uno a todos los que habían dado positivo, entre ellos el colombiano.

Un total de 30 personas angustiadas y rogando que su resultado fuera negativo, terminaron ingresando en el registro de nuevos contagios por Covid-19 en Madrid.

Rafael se quedó internado ese día en el hospital. Fue llevado a una habitación donde solo iba a estar él y podía ser atendido por el personal médico. No podía recibir ningún tipo de visitas y el único contacto que tenía con su familia era por celular. No obstante, solo enviaba mensajes escritos ya que no tenía voz para hablar por teléfono o video llamada.

Las enfermeras solo le proporcionaban medicamentos y antibióticos. Alrededor de seis pastillas diarias tenía que tomarse para controlar el impacto que el virus causó en sus pulmones, los más afectados durante su estadía en la clínica.

Con el pasar del tiempo, los médicos se dieron cuenta que el oxígeno que le pusieron era insuficiente y los medicamentos no hacían efecto. Los pulmones de Rafael no estaban encontrando el aire necesario y él se ahogaba, por lo que estaba a punto de ser trasladado a Cuidados Intensivos.

Sin embargo, los doctores querían intentar otros métodos para evitar llegar a ese extremo, por lo que tuvieron que trasladarlo a una habitación más grande, con otro paciente que recibía el mismo tratamiento, y con un oxigeno más potente.

Al otro contagiado se lo llevaron del lugar, entonces Rafael se quedó nuevamente solo, recibiendo las atenciones de enfermeros y doctores que tenían el rostro completamente tapado. Estando en ese cuarto, un médico le hizo cambiar de posición, le dijo que debía estar siempre boca abajo y, cuando eso pasó, "los pulmones empezaron a sentir algo y me trasladaron a otra habitación donde estaba aislado".

"Me dijeron "si no funciona esto, te metemos en Cuidados Intensivos porque el medicamento no prospera". El colombiano recibió un medicamente mucho más muerte, tanto que su aplicación duró más de una hora para solo ingresar a su cuerpo. Después de eso, el enfermero ingresó a la habitación y le dijo "esto te salvará la vida" (haciendo referencia al medicamento).

"A partir de ahí creo que fue un milagro porque había mucha gente rezando por mí y se hizo una pequeña luz. Mis pulmones empezaron a reaccionar un poco, intenté comer porque eso te quita hasta el apetito de todo, sólo tomas agua", cuenta Rafael Ramírez.

Pasaron 12 días de estar internado y aislado en un hospital de Madrid.  Solamente hasta el pasado jueves recibió el alta médica y pudo regresar a su casa, aun guardando las precauciones necesarias. 

Y es que la salida del hospital no significaba que estaba curado, sino que su estado de salud había mejorado considerablemente y no era necesario que permaneciera bajo cuidados médicos. Sin embargo, los doctores le hicieron entender que estaba curado y que la tos le duraría por muchas semanas.

La prueba no se la podían hacer nuevamente porque la cantidad de personas que llegan a los centros asistenciales por tener síntomas de Coronavirus es tanta que sería como dejar de atender a un ciudadano que puede estar contagiado, por querer confirmar si otra está recuperado del todo. 

Por eso, para evitar cualquier propagación del virus a otras personas o una posible recaída, Rafael se mantiene desde hace 6 días aislado en su casa sin salir a la calle. Se mantiene "de la ducha al cuarto" y viceversa.

"Yo les digo que se cuiden a las personas que hay en Colombia y se toman esto con mucho desorden. Esto es peligroso. Soy alguien que nunca ha fumado y mis pulmones deberían estar estupendos y me quedé en un hilito para irme. Esto que me ha pasado es un milagro, los médicos me decían que estaba más allá que acá", expresa el nacido en Buenavista, municipio del departamento de Sucre.

 Gecelca      WhatsApp Image 2020 07 08 at 2.22.38 PM

Gases del Caribe

Contactenos

Línea de atención: Tel   373 56 56 - 373 50 50

Dirección: Cra 43 no 79B-127 Local 2k piso 2 Radio Ya 1430

Top
Разработано с JooMix.
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…