Nacionales

Irregularidades relacionadas con el manejo de los recursos del PAE, provenientes del Sistema General de Participaciones, la Contraloría General de la Nación profirió fallo, con responsabilidad fiscal, por un valor de 65 millones 325 mil pesos contra el ex alcalde de Puerto Wilches, Santander, Germán Hernando Duran Caicedo.

La ejecución del detrimento patrimonial se dio en un convenio celebrado el pasado 16 de octubre del año 2015 por la Alcaldía del municipio con la Corporación Humano Inegral de Relaciones Artísticas y Sociales, Corpochuiras, con un valor de 251 millones 863 mil pesos que tenían con el objetivo de apoyar a los proyectos generales de la seguridad alimentaria y nutrición en la compensación en la alimentación escolar de Puerto Wilches.

En tal convenio se debían suministrar 94 mil apoyos en complementación alimenticia durante el periodo entre el 20 de octubre al 25 de octubre del año 2015.

Aunque, se presentaron una entregas certificadas con firmas de rectores o docentes de las Instituciones Educativas con un número de 70.250 complementos alimentarios, lo que significó que se dejaron de entregar 23.750, y se canceló al contratista de las raciones contratadas.

La directora de la Unidad Nacional de Extinción de dominio y contra el lava de Activos de la Fiscalía, Andrea Malagón Medina, se refirió este martes a la omisión de las Farc sobre los bienes incautados este lunes.

“La ley es clara en ese sentido. El acto legislativo 01 lo establece. Los miembros desmovilizados de las Farc están obligados a la verdad. Si no manifiestan la verdad serán excluidos de los beneficios de la Justicia Especial para la Paz y en ese orden de ideas pues tendrán que ser procesados por la justicia ordinaria”, detalló.

La Fiscalía declaró que hasta el momento los bienes incautados a la extinta guerrilla de las Farc suman 2.9 billones de pesos.

El 2017, el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, anunció que los bienes reportados por el extinto grupo guerrillero tenían un valor de 1.3 billones de pesos.

En su visita a Quito, Ecuador, el jefe del ente acusador adelantan operaciones binacionales para buscar el paradero de los bienes de las Farc que se encuentran en otros países.

Martínez aseguró que en el país vecino encontraron centenar de propiedades.

Fuentes cercanos revelaron que siguen con las operaciones para encontrar el paradero de los bienes, según Martínez, no fueron reportados. Aunque sí fueran encontradas, se quedarán a disposición del SAE.

La Fiscalía General de la Nación junto con el Ejército dieron con la captura de presuntos testaferros de las desmovilizadas de las Farc. A su vez logró la extinción de derecho de dominio sobre bienes en 23 municipios del centro del país. 

De los capturados están 3 de los 4 hermanos Mora Urrea y la extinción de dominio fue sobre bienes de la familia Chaux Gónzalez, presuntos testaferros de alias el "Negro Acacio". 

650 mil millones de pesos es el valor aproximado de los bienes, entre los que está una cadena de supermercados populares y casas de recreo en los llanos, semovienes y sociedad en los 23 municipios de seis departamentos. 

Estos operativos se dieron gracias a los testimonios de desmovilizados de la exguerrilla, por lo que la Fiscalía adelantó una serie de investigaciones, la cual permitió identificar una red de testaferros. 

En el centro de esta red se identificó a los propietarios de la cadena de Supermercados Supercundí, Merkandrea y Mercafusa, que suman 60 locales comerciales en Bogotá, Cundinamarca (Chía, Cota, Fusagasugá, Facatativá, Girardot, La Calera, Madrid, Mosquera, Silvania, Soacha, Tibacuy, Tocainía y Villeta), Tolima (Espinal, Lérida, Melgar y Saldaña) y Quindío(Armenia y Calarcá).

Supermercados como Supercundí fueron saqueados la noche de este lunes por habitantes de departamentos como Cundinamarca y Tolima. Esta reacción de las personas se debe al conocer que estos supermercados hacían parte de una fachada para lavar dinero la exguerrilla de las Farc. 

saqueo a supermecados 0

Los hermanos Norberto Luis Alirio, Uriel y Edna Mora Urrea se habrían prestado para fungir como dueños de estos supermercados que, en los años noventa, eran propiedad de un empresario cundinamarqués que fue víctima de secuestro, además de aparecer como propietarios de otras sociedades que llamaron la atención por su rápido e inexplicable crecimiento económico.

De igual manera en el día de hoy la Fiscalía General de la Nación ocupó y adoptó medidas cautelares con fines de extinción de dominio sobre los mencionados supermercados, además de otras sociedades y establecimientos de comercio que en su conjunto superarían los $627.000’000.000.

En total se afectaron con fines de extinción al derecho de dominio 5 sociedades, 60 establecimientos de comercio, 70 cuentas bancarias, 7 casalotes, 4 predios rurales, 29 lotes urbanos, 15 apartamentos, 3 casas, 7 locales comerciales y 27 vehículos.

Los hermanos Mora Urrea serán presentados en las próximas horas ante un Juez de control de garantías de la ciudad de Bogotá.

La Fiscalía inició una investigación formal en contra del comandante del Huila, Coronel Óscar Pinzón, quien fue denunciado por una patrullera, conocida como Ana Milena Cruz Robayo, por acoso laboral y sexual. 

La patrullera fue llamada a declarar y se espera que en los próximos días se entreviste a otros uniformados. 

Ana Milena no presentó una denuncia formal, pero si una queja el pasado 5 de enero a través de una herramienta creada por la Dijín, llamada "Coméntele al Director", por insinuaciones afectuosas, personales, halagos, entre otros. 

La Dijín informó que la queja se tramitó ante el grupo interdisciplinario de Talento Humano de esa unidad policial y que, asimismo, fue delegado un funcionario para realizar acompañamiento permanente a la funcionaria hasta tanto no se resuelva dicha situación.

Al tomar contacto con la patrullera, esta manifestó al personal de la Dijín que había sido trasladada al municipio más lejano del Huila, por lo que se hicieron gestiones y finalmente se paró ese traslado.

“El jefe de Investigación Criminal de la Región en el Huila adscrito a la Dijín, teniente coronel Iván Dussan, puso en conocimiento de la situación al señor general comandante de la Región No. 2 de Policía, quien desde el 15 de enero de 2018, remitió dicha queja a la Inspección Delegada Región No. 2, a quién le corresponde como autoridad en materia disciplinaria en esta jurisdicción".

Los fuertes vientos en la Costa Caribe, según el Ideam de casi 40 nudos (74 Km/h), con mayor incidencia en Santa Marta y en Barranquilla dispararon el número de interrupciones en un 117%, comparando los diez primeros días de febrero entre el 2017 y 2018.

Redes eléctricas nuevas y robustas rozadas por brisas de esas magnitudes soportarían sin ningún problema el embate atmosférico, pero la situación es muy distinta en el caso de Electricaribe. El deterioro de las redes por el retraso de inversiones e insuficientes mantenimientos durante varios años, hacen la diferencia.

Las ramas de los árboles sacudidas por las ráfagas de viento golpean las redes obsoletas hasta romperlas, generando las mayores causas de las interrupciones del servicio y por supuesto el malestar de los usuarios.

Para atender la emergencia Electricaribe ha duplicado las brigadas de atención de daños e intensificado las actividades de poda de árboles en los sectores más afectados por las brisas.

La oportuna reacción de nuestros operarios para atender cada una de las incidencias y el arrojo para actuar en situaciones difíciles y peligrosas han disminuido los tiempos de respuesta, hecho que hay que reconocer y destacar.

Se hace necesario mencionar que durante el proceso de intervención de Electricaribe al tomar el control de la empresa desplazando los órganos corporativos de la administración anterior, se escogió como estrategia para mantener la continuidad del servicio, operar con el recurso humano de la compañía, es decir con los 1450 trabajadores directos y 7500 indirectos en el área de influencia en los siete departamentos de la Costa. Los resultados muestran mejorías en los tiempos de respuesta de atención de daños, así como de atención al cliente.

Sin embargo el proceso continúa. Somos conscientes de estar enfrentados a una necesidad de inversiones para mejorar la infraestructura de la empresa de casi 7 billones de pesos durante los próximos 10 años. Entretanto se trabaja en las estrategias para conseguir esos recursos que optimicen la prestación del servicio, Electricaribe intervenida cuenta con un recurso humano comprometido en mantener la continuidad del mismo.

Superado el reciente impase en el sistema interconectado nacional que tuvo en vilo a la Costa Caribe ad portas de inminentes racionamientos programados, gracias a la rápida reparación de la línea Porce-Cerromatoso y por la presencia de las plantas térmicas de la Costa operando a full capacidad, Electricaribe le sigue poniendo el pecho a la brisa, mientras que los pasos para la solución definitiva y estructural para la mejora del servicio en la Región Caribe se siguen dando y por fortuna con 'buen viento y buena mar'

Los hechos de acoso laboral por parte del Coronel Oscar Efraín Pinzón Moreno se presentaron en el departamento de Huila. La presunta víctima de los constantes acosos por parte del coronel es Ana Milena Cruz, quien en varias oportunidades denunció los actos y conversaciones que, al parecer, no eran propios de una conversación con uno de sus superiores. 

De acuerdo con Cruz, fue necesario dirigirse con el General de la Policía, Jorge Nieto, para expresarle su caso, ya que según la uniformada acudió a los canales institucionales debidos, incluso al general Jorge Luis Vargas director de la Dijín, pero su llamado no fue atendido.

Fuentes de la Policía confirmaron que a raíz de la situación expuesta por la patrullera, la inspección General de la Policía abrió la respectiva investigación para verificar las denuncias sobre supuesto acoso laboral del que venía siendo la patrullera Cruz por parte del coronel, al parecer por parte del comandante de la Policía del departamento del Huila.

En un hito para el sector eléctrico colombiano, el Ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata, y el Director de la Unidad de Planeación Minero Energética, UPME, Ricardo Ramírez, anunciaron este viernes la selección del inversionista que conectará al Sistema Interconectado Nacional energía renovable no convencional a gran escala.

Se trata de la Convocatoria UPME 06-2017 que a partir de energía eólica producida en La Guajira generará 1.360 MW de capacidad a partir de noviembre de 2022.

El proyecto incluye la construcción de la nueva subestación Colectora a 500 mil voltios que se conectará a las subestaciones Cuestecitas y La Loma para un total de 370 kilómetros de trazado eléctrico.

Al finalizar la audiencia de adjudicación realizada en la Upme, el Ministro Arce declaró: “Con la adjudicación de este proyecto estamos escribiendo un nuevo capítulo en la historia del sector y cumpliendo con el objetivo nacional y los compromisos internacionales para diversificar la matriz colombiana con energías renovables”.

Por su parte el director general de la UPME precisó que “El potencial renovable no convencional del país es inmenso y con Conexión Eólicas estamos haciendo realidad la integración de estas tecnologías al sistema eléctrico país, diversificando de paso la canasta energética del país”.

El proyecto, que hará parte del esquema de expansión eléctrica requerida para garantizar la confiabilidad energética del país, fue adjudicado en audiencia pública a la firma Grupo de Energía de Bogotá, que invertirá $ 174.330.880 millones de dólares.

Cerca de 50 familia del municipio de Nariño, departamento de Antioquia, salieron afectadas por una avalancha que no dejó víctimas pero doce viviendas, una escuela y un puente en grave estado, resaltaron las autoridades.

La emergencia se presentó en la vereda Quebrada Negra del corregimiento puerto Venuz, donde fueron evacuados sus residentes por tratarse de una "falla geológica" en la vereda El Piñal, donde un desprendimiento impidió el cauce del río Venus.

"Esta mañana se presentó un gran represamiento que afectó la vereda Quebrada Negra (...) este es un problema que se ha venido presentando desde hace varios días", relató el alcalde de Nariño, Carlos Arturo Marín.

También informó que procederán a evacuar a 15 familias, que todavía presentan represamientos y deslizamientos que puede "afectar" otras zonas del caserío, donde controlan la emergencia miembros del Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres.

"Está latente la amenaza porque es en la parte superior donde se está represando el río", expresó Marín, y señaló que entre 50 y 60 familias resultaron damnificadas.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, redactó una carta donde muestra los avances que ha tenido su gobierno y lo que espera que continúe haciendo su sucesor.

"Sin el ánimo de interferir, sino de aportar al debate electoral, escribí una carta a mi sucesor con algunos de los avances logrados y los retos por venir para que sean considerados y discutidos durante la campaña" fueron las palabras que publicó el mandatario por medio de su cuenta de Twitter. 

A continuación la carta escrita por el presidente Santos. 

Estimado sucesor,

Servir a los colombianos desde la Presidencia de la República es el más alto honor al que puede aspirar un ciudadano. Es también la responsabilidad más importante que se puede asumir. Liderar el país para mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas y garantizarles sus derechos es una tarea enorme, de todos los días, de todas las horas, de cada minuto. Es una fuente de grandes satisfacciones y muchísimas frustraciones. Por eso celebro la decisión de presentar su nombre al escrutinio de los colombianos.

Las políticas públicas deben partir de la realidad y orientarse a corregir los errores que sin duda se han cometido, a mejorar lo que debe mejorarse y a continuar con lo que funciona. El reto será explicar su visión para el país, su puerto de destino.

El país ha superado grandes dificultades y ha avanzado de manera significativa en las últimas décadas. Sin embargo –como en toda sociedad—los temas que preocupan a los ciudadanos necesitan de renovadas acciones para superar nuevos desafíos y problemas. Siempre hay más necesidades que capacidades de los gobiernos para satisfacerlas. Lo importante es priorizar y seguir avanzando.

Aunque me quedan todavía seis meses de gobierno, me dirijo a usted hoy para explicar lo que creo deban ser los principales temas de debate nacional durante esta campaña electoral para elegir mi sucesor. No tengo influencia en esta campaña, ni voy a influir. Pero quisiera presentarle este balance y sugerir, desde mi perspectiva, aquellos temas prioritarios de la nación que requerirán de continuidad o de un giro nuevo. En estas pocas páginas quiero compartir cómo veo el panorama actual del país, dónde hemos avanzado y dónde tenemos que seguir adelante.

Me siento muy honrado y muy agradecido con el pueblo colombiano por haberme dado la oportunidad de servirle al país. Creo sinceramente que Colombia avanzó y avanzó mucho. Noventa meses después de haber comenzado esta larga y difícil jornada, somos un país mejor que cuando comenzamos. Tenemos más paz y tranquilidad, hay menos desigualdad, tenemos un país más moderno y mejor posicionado internacionalmente, una democracia más inclusiva, y estamos mejor preparados para aprovechar las inmensas oportunidades que ofrece nuestra querida patria.

En los últimos años, más de 5 millones de colombianos salieron de la pobreza y se redujo a la mitad la pobreza extrema, fruto de haber adoptado el indice multidimensional que permitió una más rigurosa y efectiva focalización de la inversión social. Pero nos queda aún mucho camino por recorrer para lograr erradicar por completo la pobreza extrema y garantizar condiciones de vida digna a nuestros compatriotas más vulnerables.

El más grande generador de equidad y mejores oportunidades es la educación. En este frente también el país ha avanzado. La educación ocupa hoy el primer puesto en el presupuesto. La gratuidad de la educación hasta el grado 11, la política de primera infancia con el programa de Cero a Siempre, el acceso a la tecnología y el reparto de millones de tabletas y computadores gratis, la distribución gratuita de 50 millones de textos escolares y la masiva construcción de aulas para facilitar la jornada única, nos han permitido mejorar tanto la calidad como la cobertura educativa. A lo anterior también han contribuido los programas de apoyo a los docentes.

Pero por supuesto no podemos darnos por satisfechos. Colombia sigue teniendo elevadas tasas de deserción escolar en educación media. La jornada única debe extenderse a todos los estudiantes. Y el mejoramiento de la calidad debe seguir siendo prioridad. En este tema también el próximo gobierno debe proponer caminos para acelerar el paso y ofrecer la mejor educación posible a todos nuestros jóvenes, independiente de su condición social. El programa de dotación de las bibliotecas –más de 38 millones de libros entregados— así como las bibliotecas móviles democratizaron la cultura y el conocimiento.

El reto en materia de educación superior es igualmente importante. En estos últimos años logramos que el acceso a la educación superior pasara del 37 al 51% y esperamos dejarlo en el 57%. Pero a pesar del éxito de programas como Ser Pilo Paga, que le permitió a más de 40 mil jóvenes de escasos recursos acceder a la mejor educación universitaria disponible, a pesar del incremento tan importante de los recursos para las universidades públicas y el fortalecimiento del Sena, nos queda también mucho camino por recorrer. Colombia tiene que seguir mejorando el acceso y la calidad de la educación superior para enfrentar con éxito los desafíos del presente y del futuro.

Parte de la lucha contra la pobreza, y el permanente esfuerzo por mejorar la calidad de vida de los colombianos pasa por el acceso a una vivienda digna. En el caso de los más pobres, aquellos que nunca siquiera soñaron con un techo propio, era necesario proveerles casas gratis. Más de 130 mil en los centros urbanos y otro tanto en las zonas rurales pudieron recibirla. Pero la política de acceso a la vivienda debe ser para todos. En estos últimos 8 años, a través de distintos mecanismos de apoyo diferenciados según los ingresos de las familias, logramos reducir el déficit habitacional a la mitad. Usted tendrá el gran reto de acabarlo en los próximos años. Reflexión similar debe hacerse frente al acceso a los servicios básicos residenciales. Si bien más de 6.3 millones de personas recibieron por primera vez agua potable y 7 millones pudieron conectarse al alcantarillado, la demanda insatisfecha sigue siendo demasiado alta, algo inaceptable para la Colombia del siglo 21.

El acceso a los servicios de salud oportunos y de calidad son otro pilar de la construcción de una sociedad más solidaria y equitativa. Y las exigencias ciudadanas son –y es entendible—crecientes y urgentes. De otra parte, garantizar un servicio universal de salud como el que logramos impone unos costos cada vez más elevados que amenazan su sostenibilidad. Encontrar un equilibrio entre esos dos requerimientos es un reto permanente en todas las sociedades, incluso las más ricas. En este gobierno consagramos la salud como un derecho fundamental y acabamos con la odiosa diferencia entre pacientes de primera y de segunda al unificar el plan obligatorio de salud. Retomamos el programa de vacunación y de prevención, lo cual nos permitió reducir la mortalidad infantil. En materia de costos y acceso bajamos y controlamos los precios de los medicamentos. En el sector salud me queda la frusración de no haber podido avanzar más. Ha sido difícil. Queda aún mucho por hacer, sobre todo en el servicio al paciente, con el pago a los hospitales.

Por supuesto, el progreso de los colombianos necesita una economía sólida y competitiva que genere empleo formal y oportunidades.

Uno de los grandes cuellos de botella históricos que hemos sufrido –particularmente complejo por nuestra geografía—es el de la infraestructura, empezando por la vial. Durante mi administración hemos construido más de 1600 kilometros de dobles calzadas, casi el doble de los construidos en toda nuestra historia, y hemos renovado y mejorado los puertos y aeropuertos. Si bien el avance es significativo, tenemos aún mucho por construir. Sin duda el gran reto hacia delante será acelerar y ampliar las concesiones de 4-G y culminar el ambicioso programa de vías terciarias que se inició, esencial para que nuestros campesinos puedan conectarse de manera eficiente con los mercados y con el resto del país. Intervenimos 37 mil kilómetros de estas vías, pero no es suficiente.

El sector agrícola con la paz se convierte en uno de los de mayor potencial para Colombia. Después de muchos años de tener resultados bastante pobres, la producción se ha disparado. Más de un millón de nuevas hectáreas han empezado a producir alimentos en los últimos 3 años, cifra bien distinta a las 25 mil que entraban en producción cada año en décadas anteriores. Resultado directo de ello, el empleo ha crecido de manera importante. Pero tenemos aún vastas regiones subutilizadas que requieren de inversión, infraestructura, asistencia técnica y desarrollo de variedades apropiadas para nuestros climas y suelos.

En el campo y en el resto de la economía, los empresarios han sido jugadores esenciales con su inversión y su tecnología. Ampliamos nuestros mercados internacionales a más de 1500 millones de consumidores y ofrecemos más productos lo que fortalece nuestra industria. Desde principios de los años 90, hemos buscado incrementar la inversión privada, tanto nacional como extranjera. La inversión extranjera en nuestro país se ha duplicado en los últimos siete años y medio. Logramos finalmente alcanzar tasas de inversión similares a las que permitieron la transformación de economías como Corea del Sur y otros tigres asiáticos. Mantener estos niveles de inversión hacia delante es fundamental para seguir reduciendo el desempleo y la informalidad, obstáculos reales para el bienestar de nuestros compatriotas.

Colombia debe preservar la confianza de los inversionistas con unas finanzas públicas sólidas y reglas de juego claras y estables. A pesar de la grave crisis que nos impuso la caída del precio del petróleo, del carbón y de otros productos de exportación, logramos hacer los ajustes sin afectar la inversión social. Mantener el grado de inversión alcanzado será fundamental para continuar atrayendo inversionistas y empresarios internacionales.

En materia de empleo, además de lo anterior, era necesario hacer más eficiente el mercado laboral. No solo reducimos los impuestos a la nómina que incentivaban la informalidad, sino que también creamos el Servicio Nacional de Empleo que pone en contacto la oferta y la demanda de empleo. Más de un millón y medio de personas encontraron empleo por este canal. El desempleo se bajó a un digito y se crearon más de tres y medio millones de empleos, la mayoria formales. Pero el desempleo debe bajar más.

El uso de la tecnología es hoy un imperativo para competir y generar empleo. A lo largo de este gobierno conectamos a todos los municipios del país fibra óptica y con banda ancha. Desarrollar emprendimientos y usos innovadores para esa autopista de la información es ahora el gran reto. El gobierno debe apoyar aún más a los empresarios en este propósito, en particular los más jóvenes.

Al pensar en la economía de nuestro país debemos hacerlo pensando también en el largo plazo. En ese sentido es esencial garantizar un desarrollo sostenible. Somos uno de los países más biodiversos del planeta, y uno de los más expuestos a los riesgos del cambio climático. Debemos proteger esas riquezas y proponer oportunidades de progreso a los colombianos de hoy pero sin sacrificar las próximas generaciones. Hemos avanzado. Delimitamos nuestros páramos y más que duplicamos las áreas protegidas. Sentamos las bases para el desarrollo de energías alternas renovables. También debemos incentivar el desarrollo de las biotecnologías que encierran un potencial enorme de crecimiento e ingresos, pero siempre, siempre protegiendo nuestra biodiversidad.

En materia de justicia, logramos avanzar mucho. Dejamos códigos modernos como el General del Proceso, el de Procedimientos, el de lo Contencioso Administrativo y un Estatuto Arbitral que es considerado como estado del arte. Dejamos ni más ni menos que la Justicia Especial para la Paz. Pero no haber logrado una reforma estructural que permita una justicia más pronta y cumplida es una de mis grandes frustraciones como mandatario. Estoy convencido que debemos perseverar en la búsqueda de una justicia más ágil y eficiente que restaure la plena confianza ciudadana en su sistema de justicia.

En materia de seguridad, es evidente la preocupación de muchos colombianos, especialmente los que viven en áreas urbanas, por la inseguridad en nuestras calles y vecindarios. Aunque Colombia registró este año la tasa de homicidios más baja de los últimos 42 años, y muchos de los otros indicadores de seguridad han mejorado sustancialmente, será clave seguir incrementando las medidas para combatir el crimen y garantizar la tranquilidad ciudadana. En la lucha por la seguridad nunca se debe bajar la guardia, los delincuentes siempre tratan de estar un paso adelante.

Superar el reto enorme que aún presenta el narcotráfico seguirá siendo otra prioridad. A pesar del incremento en los cultivos ilícitos, el fin del conflicto con las Farc nos abrió una oportunidad histórica para resolver de manera estructural este problema. Hay un plan de sustitución y erradicación en marcha que comienza a dar resultados. No será fácil pero habrá que insistir. Por otro lado, nunca se ha incautado tanta droga. Es necesario perseverar y seguir combatiendo este flagelo con toda contundencia.

La lucha contra la corrupción ha sido objetivo fundamental de mi gobierno, y de mi vida. El Congreso aprobó el estatuto anti corrupción, se creó el portal de Colombia compra eficiente, se hizo obligatoria la publicación de todos los contratos con recursos públicos, entre muchas otras acciones. La Comisión Nacional de Moralización permitió mejorar la cooperación entre los poderes públicos y los órganos de control para prevenir y sancionar actos de corrupción. Hicimos de la transparencia una política sistemática, con herramientas como Urna de Cristal o el Portal de Transparencia. El acceso ciudadano a la información es uno de los mejores antídotos contra la corrupción. Debemos seguir cerrando todo resquicio por el que los corruptos pretendan desviar los recursos públicos. Este tema, como muchos otros, requiere no solo de normas estrictas y vigilancia eficaz: también requiere promover un cambio de cultura en el conjunto de la sociedad.

Todos estos temas y muchos más que permitan una mejor calidad de vida para los colombianos y un mejor futuro para la nación, podremos enfrentarlos y superarlos mejor ahora que hemos logrado parar el conflicto interno con las Farc que durante tanto tiempo tuvimos que padecer.

Entiendo que haya posiciones diversas y críticas al acuerdo de paz. No hay acuerdo perfecto. No puede haber, por definición. Pero lo cierto es que logramos parar el desangre, desarmar a la guerrilla más vieja del continente, y son miles de vidas de colombianos que se han salvado gracias al acuerdo. Logramos firmar la paz sin sacrificar nuestro modelo de desarrollo y apegados a la Constitución y al derecho internacional. La democracia colombiana es hoy más incluyente.

Por otro lado, poner fin al conflicto armado nos permite como sociedad, como nación, dedicar nuestros esfuerzos, los públicos y los privados, a resolver problemas que llevan décadas sin superarse. El primero de ellos, sin duda, es la presencia efectiva del Estado en porciones enteras de nuestro vasto territorio, donde por cuenta de la confrontación armada nunca estuvo presente. Con el fin del conflicto iniciamos un largo y desafiante camino: construir la paz. Se abren grandes oportunidades de progreso que no podemos dejar pasar. Oportunidades para las víctimas y los desplazados, para los campesinos, para los jóvenes, para los empresarios y también para la Colombia urbana. Es la oportunidad de llevar el progreso a la Colombia profunda.

Poner en riesgo lo avanzado, volver atrás a las épocas de violencia y enfrentamiento entre colombianos no puede ser el camino. Debemos unir esfuerzos y voluntades para lograr la reconciliación y desterrar de una vez y para siempre la violencia como forma de hacer política. Hay que erradicar la polarización que tanto daño hace. Yo no pude. Ojalá usted si pueda y en eso cuente con todo mi apoyo. La polarización hace el arte de gobernar mucho más difícil.

Nuestros avances los reconoce el mundo entero. Ser colombiano dejó de ser un estigma en los aeropuertos del mundo. Y venir a Colombia ya no es una aventura arriesgada, es un destino apetecido por millones de turistas extranjeros. Pasamos de 1.2 millones en 2010 a 6.5 millones en 2017.

Estimado sucesor,

Ser presidente en el mundo de hoy es cada vez más difícil. La polarización, el triunfo –ojalá temporal –de las emociones sobre los argumentos, la inmediatez de las redes sociales, la rapidez con que cambia la tecnología, impone ritmos cada vez más exigentes y presenta nuevos desafíos en el díalogo con el ciudadano. Hoy hay que trabajar mucho más.

En mi caso, lo he hecho con verdadera pasión y plena convicción(solo así se resiste tanto palo), siempre pensando en lo mejor para Colombia. Ha sido duro. Pueda ser que le toque una oposición más racional y constructiva. Así como he tenido momentos muy difíciles y grandes desilusiones, también he tenido momentos de inmensas satisfacciones. Lo importante es poder decir al final del gobierno que hizo todo lo humanamente posible y que hizo siempre lo que consideró correcto, así fuera impopular. Ojalá pueda también decir que no arrasó con lo que encontró sino que construyó sobre lo que consideró que estaba bien construido, que no se dejó llevar por el complejo de Adán. Y que deja un país mejor del que encontró.

Tenga la absoluta seguridad que no voy a interferir para nada en su trabajo. Yo ya tuve el inmenso privilegio de gobernar durante ocho años. Ahora es su turno. Si me necesita ahí estaré. Le deseo los mayores éxitos. Su éxito será el éxito de todos nosotros, de toda Colombia.

El Presidente Juan Manuel Santos, por medio de su cuenta de Twitter, le hizo ver a los colombianos el interés que tiene sobre eliminar para las jornadas electorales de este año, la ley seca. 

Mediante una encuesta, el mandatario preguntó "La ley seca se aprobó en otras épocas. Creo que los colombianos somos ahora lo suficientemente responsables para tener unas elecciones tranquilas sin esta restricción, que afecta mucho el comercio. ¿Estaría de acuerdo con eliminar la ley seca?". 

La norma se ha llevado a cabo durante años en todas las distintas jornadas electorales que ha tenido el país, incluso el día que los colombianos participaron el plebiscito por los acuerdos de paz y la elección de un candidato a la Presidencia por el partido Liberal. 

De ser abolida esta ley, los ciudadanos podrán consumir bebidas alcohólicas durante la época de elecciones al Congreso, que se realizará el próximo 11 de marzo, y las presidenciales, cuya primera vuelta tendrá lugar el 27 de mayo.

El Ministerio de Transporte anunció que el servicio a domicilio de comidas en moto no tiene ninguna restricción en el país. 

A través de un comunicado emitido este miércoles, la cartera de infraestructura precisó: “frente a una versión que circula en redes sociales sobre la posibilidad de que las motos no podrían ser usadas para llevar domicilios, el Ministerio de Transporte quiere aclarar que este es un concepto emitido por el Ministerio el 15 de mayo del año pasado. Con dicho concepto se resolvía una consulta del Invima sobre el transporte de alimentos en moto”.

En este sentido, explica la cartera que se refería la prohibición sugerida al transporte “industrial” de alimentos: “la consulta la entendió la oficina jurídica del Ministerio respecto del uso industrial o empresarial en el transporte de alimento en motocicleta, para lo cual obviamente no estarían habilitadas”.

Y sobre los tradicionales domicilios de alimentos en moto, concluyó: “los domicilios son un valor agregado de los restaurantes, razón por la cual no existe restricción y pueden prestarse como actualmente ocurre”.

El Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, reiteró este miércoles que el país necesita ayuda externa para socorrer a los miles de venezolanos que huyen a diario por la crisis económica y social que vive el vecino país.

"Estamos viviendo un fenómeno nuevo para nosotros, provocado por el deterioro de la situación en Venezuela. La crisis humanitaria ha llevado a que miles de venezolanos busquen a este lado de la frontera alimentos, medicinas y trabajo que no encuentran en su país", declaró Santos en su saludo al cuerpo diplomático.

Por ello, agradeció "las ofertas de ayudas económicas y de otra índole de la comunidad internacional" para atender la situación del país vecino, que considera "se agrava día por día".

"Seremos generosos con los venezolanos pero lo haremos de forma ordenada. Ya pusimos en marcha acciones en materia de seguridad y registro migratorio, así como medidas destinadas a brindar atención a quienes están ingresando a nuestro país", manifestó.

Santos recalcó que su Gobierno seguirá "abogando por el retorno de la democracia y el respeto al Estado de Derecho en Venezuela, así como por soluciones pacíficas y concertadas a la situación que vive Venezuela".

El jueves pasado, Santos anunció medidas que endurecieron los controles migratorios en la frontera con Venezuela ante la creciente llegada de ciudadanos del vecino país.

Entre las medidas está la obligación de sellar el pasaporte; no se expedirán más Tarjetas de Movilidad Fronteriza, usadas por los ciudadanos de regiones de frontera para cruzar los límites nacionales, y la creación de un grupo especial para "garantizar el respeto del espacio público".

Asimismo, se creó el Grupo Especial Migratorio (GEM) para reforzar el control y la seguridad en la frontera.

Según un informe de diciembre pasado de Migración Colombia, en el país hay 550.000 venezolanos y el flujo migratorio de personas de ese país se incrementó en un 110 % en 2017.

Página 1 de 8

Contactenos

PBX: (57) (5) 3586821 - Línea de atención: 3560428

Dirección: Cra 53 # 82 - 132

Top
Разработано с JooMix.
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…