Cerrarán empresas que sean sorprendidas robando energía

Los inspectores de Policía de Barranquilla, personal de la Policía Nacional, funcionarios de la Oficina de Servicios Públicos de la Alcaldía y la empresa Air-e, estuvieron revisando la aplicación del numeral 13 del artículo 92 y el artículo 196 del Código Nacional de Policía y Convivencia, el cual prevé la suspensión temporal de hasta diez (10) días de la actividad que desarrolle una empresa o negocio que se detecte con el servicio de energía instalado sin autorización escrita de la compañía.

Estas mismas normas señalan que en estos casos se podrá imponer adicionalmente una multa de dieciséis (16) salarios mínimos diarios legales vigentes ($533.333), y si la empresa o establecimiento reincide al año de haberse detectado esta conducta, se procederá a su cierre definitivo.

La empresa Air-e informó que en los próximos días se estarán adelantando estos procedimientos con base en las normas mencionadas, sin descartar la presentación de las denuncias penales respectivas por el delito de Defraudación de fluidos por la apropiación del servicio de energía, el cual se encuentra consagrado en el artículo 256 del Código Penal, mismo que conlleva penas de hasta de seis (6) años de Prisión y multa de hasta $150 millones de pesos, sin perjuicio de que se haga efectivo el cobro de los perjuicios económicos causados por este delito.

Estas acciones también se extenderán a los departamentos de Magdalena y La Guajira donde, pese a tener una reducción relevante del robo de energía, todavía existen sectores en los que se comete este delito de manera flagrante.

En el encuentro – taller se estudiaron varios casos de manipulación de redes y equipos de medida para la apropiación del servicio de energía y sustraerse de su pago. Las instituciones y Air-e no han escatimado esfuerzos para combatir este flagelo, razón por la cual, se cuenta a la fecha con cerca de 250 investigaciones penales que cursan en la Fiscalía.

Es importante señalar que además del delito de Defraudación de Fluidos para apropiarse de la energía, al manipular los medidores e instalaciones eléctricas se pone en riesgo la vida y la integridad de las personas, así como también se dañan los electrodomésticos.

De acuerdo con el Gerente de Air-e en el Atlántico, Ramiro Castilla Andrade, el trabajo que realizamos de manera articulada con la Policía y Fiscalía es fundamental para continuar judicializando a los que roban energía.

“Es una tarea conjunta porque el robo de energía afecta la calidad del servicio y el bolsillo de todos, por eso hay que denunciar a los delincuentes que manipulan las redes eléctricas”.

Para la empresa son fundamentales las denuncias que están siendo realizadas por los usuarios que responsablemente pagan el consumo del servicio de energía, las cuales han ayudado a actuar de manera contundente en contra de los delincuentes que, en perjuicio del resto de usuarios, siguen intentando cometer este delito. A través de los operativos realizados diariamente se ha logrado una mejora contundente en la disminución de las pérdidas de la región en los últimos meses.

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp