Expertos calculan un aumento del 10 % en el salario mínimo para 2023

La variación de los precios de algunos alimentos de la canasta familiar, en lo corrido de este año, se “tragó vivo” el porcentaje al alza del 10,07% que tuvo para este 2022 el salario mínimo, el cual se ubicó en $1 millón.

Es así como los incrementos de productos como la yuca (92,97%), cebolla (48,59%), naranjas (46,96%), arracacha (44,10%) y arroz (33,46%) han presionado el costo de vida, jalonando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a niveles del 7,96% entre enero y julio, pero las proyecciones hacen pensar que la cifra podría estar en diciembre, incluso, por encima del 10%.

En ese contexto, y faltando todavía unos tres meses para que se inicie la discusión para fijar aumento del mínimo para 2023, ya empiezan a ventilarse algunas ideas de cuál debe ser ese ajuste y los efectos que desencadenaría sobre el comportamiento de la inflación y del mercado laboral.

Para el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, el encarecimiento del costo de vida podría llevar a que el Gobierno apueste por una subida de entre 20% y 25%. “Si un Gobierno de derecha subió 10%, ahora con un Gobierno de izquierda podría subir 20% o 25%. Será una discusión muy difícil”, anticipó Mejía.

Igualmente, anotó que a final de año el debate del mínimo estará mucho más fuerte, porque se sumará la propuesta del Ministerio de Trabajo sobre la jornada laboral nocturna. “Será difícil porque llega además en el contexto de otras medidas que se estudian en el Congreso de volver al recargo nocturno desde las 6 de la tarde”.

Frente a esta propuesta, la ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, ha insistido en que la idea apunta a que la jornada nocturna, inicie desde las 6 de la tarde hasta las 6 de la mañana, pues en el 2002 cuando se introdujo la modificación para que esta comenzara a las 9 de la noche, con el argumento de generar 600.000 empleos, esto no se cumplió.

El objetivo de la ministra concuerda con una de las solicitudes hechas por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) al gobierno de Petro, en el sentido de derogar la Ley 789 de 2002, para recuperar el trabajo diurno hasta las 6 de la tarde, el 100% de dominicales y festivos, la tabla indemnizatoria y el carácter laboral del aprendizaje.

Otros factores

El portal Consultor Contable, también consideró que el aumento del salario mínimo para el año 2023 estaría por encima del 10% dada la alta inflación acumulada a julio, producto entre otros, de los efectos del covid, la guerra en Ucrania, y la incertidumbre que genera el gobierno de Gustavo Petro.

Desde la óptica de los analistas económicos de Casa de Bolsa, aunque el descenso que han observado los precios de las materias primas ante la desaceleración económica en países desarrollados sugiere que la inflación se está moderando, pero en Colombia se mantendría elevada ya que el incremento del salario mínimo podría superar nuevamente el doble dígito en 2023, por la alta inflación.

“Si este año la inflación cierra entre un 9% y 10%, el incremento del salario mínimo para el año que viene sería entre 10,7% y 11,7%”, pronosticaron los investigadores económicos de Casa de Bolsa, liderados por Juan David Ballén.

De concretarse esa proyección, es posible que la inflación durante el primer trimestre de 2023 se mantenga alta o incluso siga ascendiendo, sobrepasando el rango meta del Banco de la República que está entre 2% y 4%.

Un ingrediente adicional que tendrá el 2023 es la reducción de la jornada laboral, establecida por Ley 2101 de julio del año pasado, pasando de 48 horas por semana a 42.

Algunos expertos comentan que a partir del próximo primero de enero, y progresivamente hasta el 2026, la jornada laboral en Colombia verá una reducción en los tiempos de trabajo.

Y es que la norma estima que la disminución por parte de las empresas puede ser gradual, mermando una hora de trabajo a la semana y así hasta completar una reducción de 48 a 42 horas semanales en el 2026.

Este coctel de iniciativas ya tiene inquietos a los comerciantes afiliados a Fenalco, y a su presidente Jaime Alberto Cabal, aseguró que los sectores más perjudicados serían aquellos que necesariamente deben operar en horas nocturnas, como el comercio, hoteles, bares, restaurantes, vigilancia y seguridad privada y empresas de entretenimiento, que tendría un incremento de los costos laborales de un 30%.

Las cuentas

Con un incremento de 20% el salario mínimo del año que viene subiría $200.000 y llegaría a $1,2 millones, pero el auxilio de transporte actualmente en $117.172, pasaría a $140.606; es decir, un total de $1,34 millones.

En el caso de un ajuste del 25% el salario se ubicaría en $1,25 millones, el auxilio de transporte alcanzaría los $146.465 para una remuneración mínima total de $1.39 millones.

En diciembre, cuando se realicen las negociaciones, se espera que haya un acuerdo entre los sectores obreros y demás actores de la mesa de concertación.

Colprensa

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp