Las alternativas de Soledad para tener un nuevo operador de acueducto

En estos días, el Concejo Municipal de Soledad viene realizando debates con algunos funcionarios de la actual administración para analizar la contratación de un nuevo operador que se encargará de los servicios de agua potable y saneamiento básico en el municipio.

El turno de este martes le tocó al secretario de Planeación Municipal, Leonardo Pereira, quien tuvo que aportar algunos soportes técnicos que justifican el trámite de este tipo de proyectos que implican comprometer vigencias futuras.

“Entregamos evidencias, certificaciones, de que, por ejemplo, este proyecto fue declarado de importancia estratégica en un Consejo de Gobierno, que en el marco fiscal de mediano plazo no genera alteraciones extraordinarias, que está incorporado en el plan de desarrollo, que hay viabilidad técnica, etc.”, señaló el funcionario.

En medio del debate, hubo intercambio de opiniones sobre lo que debe ser ese nuevo modelo de operación, el cual busca que el servicio de agua y alcantarillado se garantice con buena calidad y cobertura. Además, que el municipio pueda tener la autonomía de producir agua teniendo en cuenta que ya existe una planta de agua potable.

“También queremos que esto no genere alteración o incremento tarifario, que 36 mil familias ubicadas en el suroccidente cuenten con saneamiento básico debido a que hoy no lo tienen”, agregó Pereira.

Una vez el Concejo hago todo el proceso que corresponde, se pondrán de acuerdo para ver si autorizan o no al alcalde de Soledad para que éste inicie el proceso de contratación de un nuevo operador.

En el nuevo modelo de operación existen 3 posibilidades: que el municipio cree una empresa de servicios públicos y se haga cargo de este proyecto; que toda la operación sea destinada a un privado o el municipio, por medio de una alianza público – privada busque participación accionaria con un privado.

La posibilidad de que la Alcaldía sea socio de Triple A es “imposible” teniendo en cuenta los términos jurídicos, comentó el secretario de Planeación. 

“El alcalde busca que podamos sacar la mejor versión de la estructura que se está haciendo y tener un servicio de calidad”, manifestó Pereira.

El nuevo operador deberá invertir cerca de 300 mil millones de pesos durante 10 años y tendrá que atender “de manera inmediata la construcción del 60 % de la planta para atender al 100 % de la población y todo el problema del alcantarillado en el suroccidente”.

Por el momento, Triple A tendrá que prestar sus servicios hasta el 18 de septiembre de este año y, pese a que el deseo de la actual administración municipal es tener un nuevo operador, todavía existe la posibilidad de que esta empresa se mantenga a cargo del servicio de agua potable y saneamiento básico.

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp