Vicepresidenta espera que el futuro Gobierno respete las instituciones

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez defiende, en su último mes en el cargo, que el Gobierno de Iván Duque deja un país más equitativo y no se muestra preocupada por que la izquierda pueda llegar al poder sino porque “respete la institucionalidad”.

En una entrevista con EFE en Madrid, donde participó en un evento sobre inversión en Colombia, Ramírez exigió que el próximo presidente respete las instituciones y no las “use” para “perpetuarse”.

Sin mencionar expresamente al candidato de izquierdas y favorito en las encuestas para los comicios del 29 de mayo, Gustavo Petro, incidió en que no le preocupa que el ganador sea “de izquierdas o de derechas” sino que esté “comprometido en que la solidez de las instituciones es la mejor garantía para tener un país con democracia”.

“Desgraciadamente a veces hay personas que piensan que el Estado son ellos y trata de moldear el Estado según su imagen y semejanza y eso no puede ser, más allá de las ideas de izquierda lo importante es que haya respeto por las instituciones”, añadió.

En esa línea, consideró que esas “siempre deben ser las condiciones que la ciudadanía tiene que pedir”: “una persona que pretende llegar al poder tiene que entender que las instituciones son superiores a él”.

“Es un gran peligro en este momento donde hay tanto descontento, incertidumbre y temor por el futuro, que haya tendencias populistas para decir estos son malos y estos los buenos, gente que quiera enfrentar a la sociedad no le vale a la democracia”, sentenció.

Preocupación por violencia y narcotráfico 

La vicepresidenta echó la vista atrás y recordó que su Ejecutivo tuvo que enfrentar “varias crisis” internas y externas, pero siente que Colombia “progresó” a pesar de esos escenarios.

“Nos ha tocado asumir muchas crisis, algunas al mundo entero, otras particulares nuestras, en medio de esto tan convulsionado sentimos que Colombia ha conseguido seguir progresando, es lo mejor que hemos hecho, lograr que el país avance a pesar de todas estas dificultades”, aseguró.

Pese a ello, reconoce que existe preocupación por la violencia y en concreto por la que procede de grupos de narcotraficantes, así como la que ha derivado en la muerte de decenas de líderes sociales durante el mandato de Iván Duque.

Según la organización sin ánimo de lucro Indepaz, 59 líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos fueron asesinados en lo que llevamos de año así como 17 excombatientes de las FARC que firmaron los acuerdos de paz.

“Una de las cosas que más nos preocupa es la muerte de líderes sociales y la muerte de líderes en las zonas rurales que han estado acompañando los esfuerzos del Gobierno en erradicación de cultivos (de coca)”, dijo.

Señaló que acabar con esta situación es una “prioridad del Gobierno” de Duque y que para ello generaron “programas de atención” para estas personas.

“Lamentablemente hemos tenido bastantes muertos, algunos de ellos líderes en las zonas rurales, otros que eran de las FARC y que desafortunadamente cuando están acompañando al Gobierno en programas de sustitución de cultivos se enfrentan con quienes eran antes sus compañeros de armas”, indicó.

A pesar de estas cifras, incidió en que los acuerdos de Paz, “que se tienen que implementar en 15 años”, avanzaron en un “30%” bajo la presidencia de Duque.

“Hicimos un 30% de esa implementación, algunos indicadores están al 40, al 42 por ciento, podemos entender el descontento, pero objetivamente es algo en lo que se hizo mucho énfasis precisamente escuchando a la gente”, dijo.

Una mujer Presidenta

Ramírez tenía planeado presentarse a las elecciones del próximo 29 de mayo, pero la ley colombiana establece que un candidato tiene que abandonar el gobierno, si estuviera en él, un año antes para poder serlo.

“Era mi plan para este año, pero no se pudo por las protestas del pasado año (que dejaron 63 muertos según la ONU), en ese momento fue imposible retirarse del Gobierno, uno no se puede salir del barco cuando el barco está pasando por una tormenta”, explicó.

Debido a ese revés no tiene claro si lo intentará en el futuro, aunque seguirá “trabajando por Colombia” desde cualquier ámbito, pero sí que su país “hace mucho rato que necesita una mujer” en la presidencia.

“Nosotros tenemos un país en los que hay que tender muchos más puentes para el diálogo, incluir a todos, que cerrar las brechas sociales sea la meta para quien esté en el poder y que la sociedad colombiana pueda conversar productivamente”, analizó.

Además, pidió “un gran compromiso de todos” para lograr “progreso para todos”.

“A punta de nuestro trabajo y esfuerzo, no solo con ayudas y subsidios del Estado, al contrario, que haya oportunidades de verdad”, demandó.

“El futuro nos dirá, mi trabajo por lo pronto va a ser mucho más desde lo privado y esperando que el siguiente Gobierno le dé continuidad a muchas de las cosas que hemos hecho y que incluyan en la agenda empoderar a las mujeres y a los jóvenes de Colombia”, finalizó.

EFE

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp